Blogia
manuela

El aire que respiro

Se hizo y muy requetebien hecho, ea!

Se hizo y muy requetebien hecho, ea! Por si alguien dudaba de las hablididades de servidora, este aspecto lucía la tienda esta mañana ya surtida de género ¡ y con los casilleros nuevos!
Desde aquí gracias a Elena y Javi quienes ayudaron a obrar el milagro de la renovación.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Algo interesante

Paseando por este mar, me he encontrado algo interesante de leer.

El placer de los Viernes

El placer de los Viernes Uno de los placeres con los que me regalo cada Viernes es el que me poporciona, tras una ducha, meterme en la cama con las sábanas requeteplanchadas y estiradas cual lienzo. El simple hecho de sentir su su tacto en mi piel hace que el comienzo del fin de semana se asemeje a una fiesta para los sentidos en la que el silencio y la paz reinan inundando el alma. A eso hay que añadir la compañía de una piel que apetece.
Y para mejor adormecerse, asemejando el murmullo del arroyuelo que fluye, las olas del mar o la brisa en los árboles, la chucha roncando al lado.

Recemos por su pronta recuperación.

Recemos por su pronta recuperación. Todos te apoyamos en estos momentos de dolor e impotencia. Ánimo Oz tu CPU puede superarlo.

En esta casa seremos muy modelnos los tres

En esta casa seremos muy modelnos los tres Me encanta que se implanten ciertas modas. Ahora podré decirle a mi esposOz que me guarde el tabaco, los pañuelos de celulosa, el carmín, el móvil y las llaves cuando salgamos. Por que por supuesto yo haré de mi marido un hombre moderno, le pediré a los reyes que le regalen algo actual y vanguardista, que para viejo ya tuvimos el años pasado.
Y pensando pensando, dado que los varones suelen usar un calzado con una gama de color muy limitada no tendrán problemas, con dos o tres piezas tendrán combinaciones perfectas.
Ya estaba yo muy hartita de acarrear el puñetero complemento de las narices

Sorpresas agradables a la hora del té

Sorpresas agradables a la hora del té Y miren quién se me apareció por el chat esta tarde, La Señora Amanda ... que venía pinchando pinchando desde el blog de eMe.
Antes de conocernos, Oz y yo chateábamos. Nos conocimos y seguimos chateando y ahora ya de juntitos compartimos pecera y chateamos.
Yo puedo decir que en un chat hay de todo, como la vida misma y por eso puedo decir que en todo el tiempoq ue llevo chateando he hecho muy pocas pero muy buenas amistades.
¿Saben? la Ericilla me dijo que tenía priviSS en plural con S.
A mi hace siglos que no me preguntan eso de:
¿cómo te llamas?
¿qué edad tienes?
¿tienes novio?
Ya me conocen y saben que soy una mujer borde y seca, que no van a ligar conmigo y que Oz lee mis privados.
Hace unos días un antigüo conocido de Oz entró en el canal sin saber que el egregiOz había pasado a mejor vida, o sea, a la que vive conmigo. A la vez que saludaba a Oz me abría un privi a mi tratando de ligar conmigo, sin saber que yo era la mujer de su amigo. Yo, le daba largas por que ya ligué una vez y miren los resultados a la vez que era amable por ser este caballero conocido de mi marido. Pero él no se daba por enterado de que yo estaba vetada. Esto fué lo que aconteció:
Oz> mmm...
Oz> convendría...
Oz> que dejaras de intentar ligarte a mi mujer
Oz> ¡no se hizo la miel... etcétera etcétera...
ANÓNIMO> oz
ANÓNIMO> dime amigo
Oz>ya te he dicho
ANÓNIMO> no te entiendo
Oz> joer
ANÓNIMO> eso de tu mujer?
Oz>¿qué parte no entiendes?
ANÓNIMO> no conozco aqui a nadie
Oz>¿o es que estás intentando ligar con más de una de vez?
ANÓNIMO> entre ayer y no se quien es tu mujer
Oz>caray...
ANÓNIMO> solo chateee con uan chica que es camionero me dice
Oz> y es verdad
ANÓNIMO> pero nada en especial tonterias no he chateado con nadie mas
Oz>pero te va a dejar en un momento porque tiene que sacar al perrito a que mee
ANÓNIMO> no conozco a tu mujer?
Oz> y luego a hacerme la cena
ANÓNIMO> no te entiendo nada de nada
Oz>pues está claro
ANÓNIMO> tu mujer esta aqui?
ANÓNIMO> en el chat?
Oz>estás hablando con ella
ANÓNIMO> no sera la camionera?
Oz>mismamente
ANÓNIMO> oye oz
Oz>dime
ANÓNIMO> te juro por mi sangre
Oz>¡halaaaaaaaaaa!
ANÓNIMO> que no sabia que era tu esposa
Oz>ya ya
Oz> lo que se está riendo...
ANÓNIMO> te lo juro tio
Oz> vaya corte
ANÓNIMO> ademas ayer ìque al voleo un nik
ANÓNIMO> para ver como iba esto
Oz>pues escogiste bien, eh.

Días de ser tiernos y buenos

Como estos días estoy tan liada no tendré apenas tiempo de entrar. Así que os voy a dejar un regalito .
No sé si podré escribir, pero sí es seguro que os leeré, así que hasta cuando pueda.
Y por cierto ¿todos los días del año se come o sólo en estas fechas?

Galanes sí, por favor.

Galanes sí, por favor. Cada día quedan menos caballeros en este país.
¿Dónde se esconden esos galantes varones que cedían el paso, que sujetaban la puerta, que cedían el asiento, que abrían la puerta del coche para que las damas subiesen o bajasen de él, que llevaban las bolsas, que regalaban flores, que se arrodillaban para pedir matrimonio a las damas?
¿Dónde esos que se quitaban el abrigo para cederlo a la acompañante en cuestión?
Y es que no sé por qué, algunas costumbres que nos venían muy bien, ahora parecen ofensas. Alguien debería de decirles que nos gusta el hombre galante que nos colma de mimos y pequeños detalles.

DENSE TODOS LOS VARONES POR ALUDIDOS.

Una pregunta para hoy y mañana

Pederastia, ¿dónde empieza el negocio y acaba la enfermedad?
Me gustaría que dejases tu opinión mental y visceral sobre el tema.
Aprovecho para daos esta web que me parece muy acetada:
Protégeles

El pan nuestro de cada día

El pan nuestro de cada día Por mi horario de trabajo suelo dormir poco y a ratos. La jornada laboral empieza para mí a las cuatro de la mañana. Eso no ayuda a que mi estado de ánimo sea el más agradable cuando salgo de la cama. Luego sigo hasta las dos trabajando y después de comer echo una siesta de tres y media a cinco y media, siesta que tampoco me deja satisfecha y de la que me levanto peor aún que por la madrugada por que HAY RUIDOS que me alteran.
Para empeorar las cosas desde que tengo maridOz cada madrugada al levantarme le veo dormir plácidamente y eso acentúa más mi cabreo con la injusta sociedad y turba mi equilibrio mental llegando a pasar por mi cabeza cosas tan atroces que mejor callo, pero para muestra lean esto:

@mirome> que tal la salute?
@mirome> aun a cuestas?
> sí
> creo que me recuperaré este fin de semana
> chica, eso de no siestas y sueños escuetos me destroza
> que necesito para funcionar correctamente al menos dos noches de ocho horas de sueño a la semana
> solo dos
> pero las necesito
> y si no las tengo el organismo no se regula el resto de los días
@mirome> hay que sacar tiempo cierto
> .... no como algunos que duerme como ceporros
> y ni se enteran cuando me marcho a las cuatro
@mirome> yo necesito horario estable
@mirome> jajajaj
> nota: dese el señor Oz por aludido
@mirome> jaja
@mirome> seguro que ha quitado el sonido
> lo que ha puesto ha sido el ignore a los dos despertadores
> y a mis besos
> que ni se entera
> mañana, encenderé la luz
> y pegaré dos o tres portazos
@mirome> pues se los das sonoros y en directo
> o cuatro
@mirome> mala idea, pero también funciona
@mirome> claro que si luego te echa el cerrojo
> algún día tendrá que comer
> o salir a comprar comida
@mirome> jajaja
> ese día, le esperaré y le pondré la zancadilla arriba de las escaleras
@Oz> yo recuerdo haberme dado la vuelta y que me chupaban la mano...
@mirome> tendrás que mimarle in extremis entonces
@Oz> pero me parece que esa era Linda...
@mirome> jajaja
> sería, desde luego YO no era.
Otras noches, al calor de un beso de hasta luego, se despierta ligeramente para decirme: - Ten cuidadito niña-
A lo que yo con todo el amor del mundo le respondo: - Y tú mi vida, no te vayas a caer de la cama-
Eso es lo más cariñoso que se me ocurre.
Pero tranquilo cariñOz, a las dos horas de abandonar el lecho se me va pasando.
Te quiere, tu esposa.

Mi incultura y yo

Mi incultura y yo Soy una mujer inculta e insensible.
Dado mi bajo nivel cultural no entiendo ese tipo de "arte", que yo llamo tomaduras de pelo, que se vende como lo más "in" hoy en día.
Debo ser una mujer "out" fuera de mi tiempo artístico.
Hoy he visitado el Museo Guggenheim. Grandioso, con G mayúscula el edificio, turbador y mareante. Un lugar donde los conceptos tradicionales de espacio se pierden en formas indefinidas e imposibles creando un ambiente en el que el visitante pierde el concepto del espacio y dimensiones.
Pero el contenido en cuanto a cuadros, fotografía y escultura es MÁS IMPRESIONANTE aún. Es una tomadura de pelo. Esas chapas dispuestas a modo de zócalo, que deben ser la leche, estos trozos de madera formando una aspirina gigante, esas fotos borrosas, esa exposición de Saura ...
Delante de una de "sus grandiosas obras" una madera pintada enteramente de negro y cubierta por un crista, una tipica familia: madre, padre y dos hijos de unos siete y diez años. El niño pregunta al padre:
-¿Y esto qué es?-
-Una tele grande apagada-
Continua la familia el paseo y se detienen ante algo que es otra maravilla del arte, el niño le dice al padre:
-Si yo pinto eso y digo que es un hombre me suspende mi seño-
Eso reconfortó mi desconocimiento artístico.
Al lado una tabla pintada a brocha casi enteramente de negro, todo menos la esquina inferior izquierda. Una no sabe si es que eso blanco que asoma es la leche de profundo, o si el pintor se cansó de darle a la brocha o si es que no le dio tiempo a terminarlo.
No me ha gustado nada nada nada o sea, NADA. Quizás mi marido tenga razón, lo importante no es hacer eso, sino mantenerse en la élite y en el ambiente de esos artistas incomprensibles, saber vender la moto sin motor sin que los demás se den cuenta de que eso no anda y soltar palabras, conceptos, filosofías y crear historias y explicaciones locas para cada cuadro. No saben pintar como Salvador Dalí, pero sí saben expresarse como él.
A mí dada mi incultura artística me gustan mucho más autores como Ouka Lele en fotografía, o Julio Romero deTorres y sus guapas mujeres cordobesas, Tamara de Lempicka,
Klimt. Autores que según ves sus obras te llenan, sin necesidad de traducción simultánea de lo que han querido reflejar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Y al que no le guste, que no mire ...

Y al que no le guste, que no mire ... En la cola de la frutería se encuentran dos señoras que se saludan y se ponen de charla (se habla mucho en las colas de las tiendas).
Pasa por la acera un chica punki total, con su cresta, su ropa de cuero negra, imperdibles, tachuelas varias en la cazadora, botas que pesan más que ella. Se la ve limpia, no es una punki desastrosa, tiene estilo de punki, pero estilo. Se detiene delante del escaparate.
Una de las señoras le dice a la otra:
- Vuélvete con cuidado, espera. Ya verás qué engendro hay en el escaparate. Qué gente, por Dios, este barrio cada día está peor.-
A esto que se gira la otra ama de casa, mira y se regira sonriendo.
Sigue la que dio la señal de peligro:
- Qué clase de familia habrá tenido, qué madre y qué padre. Señor, Señor.-
Entra la punki. Se hace el silencio en la tienda. Se dirige con paso firme hacia las dos señoras, la que hablaba traga saliva, la que escuchaba sonríe y ante la sorpresa de la acompañante da dos besos a la punki.
-Hola, ¿has desayunado?-
-Sí, ya no queda Cola Cao-
-Vale, ahora compro, anda, vete a clase que llegas tarde hija mía- remata la frase girándose hacia la contertulia pálida.

Necesito días con veintisiete horas, estos no me valen

Necesito días con veintisiete horas, estos no me valen Me reprenden por no tener tiempo de escribir = No tengo nada que decir.
Pero veo que eMe también pinta = Luego regalará el cuadrito a cualquier despistado que no sabrá dónde ponerlo.
Mi marido también pinta = Gracias a Dios este cuadro está en nuestra casa de la playa.
(de la del otro Mar, que nos cae más lejos)

Que no se me olvide nunca de dónde vengo

Que no se me olvide nunca de dónde vengo La otra tarde hablaba con una amiga de chat acerca de los inmigrantes que llegan a España a buscarse la vida.
Y me he acordado de que yo llegué aquí a lo mismo, a buscarme la vida, una vida mejor que la que mis padres podían ofrecernos en Andalucía.
Recuerdo mi primera impresión, no sé si con pena o miedo, pero era una ciudad muy grande y muy gris, muy oscura y además llovía. Yo venía de un pueblo de casas encaladas con un sol que alegraba, y sigue alegrando hasta a los cipreses del cementerio.
Guardo gratos recuerdos de mi vida en el pueblo, el olor a cafelito por las mañanas, los chiquillos de mi calle con los que jugaba en las noches de verano cazando lagartijas, las tardes sentada en las escaleras que llevaban al pajar (en esas, yo volaba daba unos saltos tan grandes desde sus escalones que me parecía que volaba) con un cubito de agua, un peine y a uno de mis vecinos, el más sumiso, sentado en el peldaño de abajo mio muy quitecito él mientras yo le peinaba mojando el peine en el cubito de agua.
Mi hermana cosía para la calle, bordaba sábanas para ajuares y en invierno combinaba este trabajo con la recogida de aceitunas.
Mi hermano estaba colocado en un taller de herreros, combinando este trabajo con el de camarero las noches de los fines de semana en "El Cimbronazo" la discoteca del pueblo y haciendo maceteros y cosas parecidas con sus amigos los domingos en una nave que tenía mi padre.
Con siete años en la cartera del colegio me trajeron a esta tierra.
Aquí ya había parte de la familia, ejerciendo como comerciantes, que la familia siempre fue muy del negocio... vender pescado en bicicleta por pueblos de Andalucía, tabaco de contrabando, fruta en la plaza... vamos, comerciantes.
Llegamos con un camión destartalado y accidentado (accidentado, porque mi padre tuvo un accidente con él en "la curva de Aranjuez" y le cogío miedo a las carreteras) con el que mi padre hasta entonces se buscaba las habichuelas, una mano delante y otra detrás. Como no había techo donde vivir, nos repartimos en casa de familiares. Mis padres y mi hermana en casa de unos tíos con cuatro hijas y un piso minúsculo. Mi hermano en casa de otros tíos con tres hijos, una perra y otros tres sobrinos más alojados en otro pequeño piso, mal que bien, pero alojados. Y yo, en casa de otros tíos, con tres hijos, y unos abuelos en otro minúsculo piso.
Buscaron entre todos una lonja para poner a vender a mis padres y a mis hermanos. En la trastienda, mi madre guisaba a escondidas.
Mi padre y mi hermano, que empezaban la jornada a las tres de la mañana (menuda herencia me han dejado) dormían la siesta encima de cartones en la trastienda, encima de sacos de patatas y cartones, para que no les llegase el frío del suelo ni la humedad. Mientras, mi madre y mi hermana fregaban y preparaban la tienda para las cinco de la tarde, hora en la que se reabría . A la noche, cada uno se iba a cobijarse en su techo ajeno.
Al tiempo, de pasar calamidades y penurias se ahorraron unos dinerillos para comprar un piso cerca de la lonja y por fin hubo casa familiar.
Aprovecharon los padres un fin de semana para ir al pueblo por las cosas de la casa, sábanas, mantas, cacerolas y todo lo que se podía aprovechar para no tener que hacer gasto.
Esa noche, me dejaron en casa de los propietarios de la lonja y vi mi primera película de dos rombos: Romeo y Julieta. Secretamente rezaba para que los propietarios del piso que habían comprado mis padres se dejasen un pianito de jugete que tenían en la habitación de su hija.
De ahí en adelante, en aquel piso de dos habitaciones, vivimos hasta ir saliendo del nido mis dos hermanos, el novio de mi hermana (que se nos unió meses depués) y yo.
Mis primeras vacaciones empezaron en la parte de atrás del viejo y destartalado camión. Ochocientos cuarenta kilómetros por carreteras de mala muerte,rebotando en la parte de atrás del camión, en agosto. Con mis hermanos, un colchón y un cubo por si teníamos alguna urgencia física camino del pueblo, a ver de nuevo esas calles que me vieron salir los dientes.
Hoy que viajamos en Mercedes y Toyotas, hoy que tenemos habitaciones de sobra, calefacción central y podemos elegir en qué techo pasaremos las vacaciones, hoy más que nunca, que no se me olvide de dónde vengo.

No quiero pensar.

No quiero pensar. Estamos rematando otro año y había pensado escribir sobre esas cosas que se escriben estos días. A saber: propósito de dejar de fumar, perder esos tres puñeteros kilos que se aferran a las caderas, aprender un idioma nuevo, ser mejor ecónoma y ajustar más mis gastos a mis ingresos y cómo no empezar el puto libro que nunca empiezo (porque no sé escribir)
Pero en vez de eso, creo que es mejor hablar de gastronomía, que es más gratificante y además no implica compromisos sociales ni personales que sean difíciles de cumplir.
Esos platos a los que los ricos han bautizado de forma que se crean que los pobres no pueden alcanzar sus paladares esos manjares.
La crema de puerros... pppfffsss (Vichysoisse, ya son ganas de cambiarle el nombre a los puerros)
O las cebolletas asadas con una salsa... (Calçots)
O los maimones... (sopa imperial)
Así que este año dejaré pasar otra vez ese propósito de perder los kilos esos, o lo de apuntarme al gimnasio, o lo de dejar de fumar.
Total, algún año de estos será el apropiado, pero no lo ha sido este.
Que disfruten con las recetas.

Pasan los años

Pasan los años Para todos, hasta para Linda, que se va haciendo viejita.
Lejos quedan los días en que hice esta foto. Hoy no ha salido conmigo como cada día, por que los achaques le provocan dolores al andar.

Sepultura lingüística

Sepultura lingüística En España, hace ya algún tiempo, dimos sepultura a la moneda nacional, la peseta, pasando a adoptar como moneda el Euro.
Me detengo a pensar, y me doy cuenta que no solo sepultamos a la peseta, la rubia, la chucha, la leandra, la pela, la cala, si no que también, sin querer hemos hecho enfermar a nuestro vocabulario. Es cuestión de tiempo que palabras derivadas de peseta pasen a mejor vida.
Ya no tendremos que mirar la pela:
Considerar con cuidado la opción más conveniente, antes de hacer un gasto.
Ni tendremos peseteros:
Dicho de una persona: Aficionada al dinero, ruin, tacaña, avariciosa.
En fin, que todo cambia y mientras a nuestro vocabulario habitual se estudia añadir palabras extranjeras, aquí otras empezaron con la llegada del euro su agonía.

Gripe

Gripe Este maldito invierno que nos anticipa el jodío otoño,
Esta maldita gripe que nos viene a visitar cada año como una mala suegra.
Este cuerpo de muñeco de trapo zarandeado por un perro de presa que deja la maldita gripe.
Este marido mío, que más que marido, parece estos días un grifo nasal..
Señoras, Señores, por favor, tomen VITAMINA C cada día, su organismo, los árboles que se usan para hacer pañuelos de celulosa y sus parejas se lo agradecerán, no importa que no sean rubias de bote.
Menudo fin de semana que espera a los habitantes de esta casa, sofá, pañuelos, leche con miel y cama.
¿Dije cama? , bueno alguna ventaja tenía que tener.....

Jujuy Independiente. eMe

Jujuy Independiente. eMe No sé por donde empezar. Nacionalismo excluyente, creo que esas son las palabras adecuadas, imagina, eMe, que en la provincia de Jujuy sus gobernantes (un partido nacionalista de Jujuy con mayoría en el parlamento Jujuyrense ) decidiesen que por razones de rh en la sangre, que por razones históricas el único camino a seguir es la independencia. La independencia de esta provincia proclamándose así un país libre con todo lo que eso conlleva (leyes, administración, sistema penitenciario, sistema de salud pública, hacienda .... ). El fundador de este partido que gobierna Euskal Herria, es Sabino Arana y aquí tienes parte de sus discursos.
___ Esto es en realidad lo que la banda terrorista ETA defiende a golpe de bomba y disparo en la nuca, o en la cara, según cuadre___
La sensación de desamparo, de exclusión viene cuando en los medios de comunicación, en las pintadas de las paredes, en los discursos de los políticos se usa el término " españoles" con el claro significado de "invasores" y con tintes despectivos.
¿ Te imaginás leer en un diario, o en una pared de Jujuy " ARGENTINOS, OPRESORES, FUERA DE JUJUY " ?

Por cierto, prefiero hablar de sexo que de política, pero es que este tema me toca mucho las tetas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Manuela sin tierra.

Manuela sin tierra. Así es como me siento, forastera, indocumentada y sobrante. Resulta que tras vivir veintiocho años en Vizcaya, me siento más extranjera que nunca, eso es lo que están consiguiendo los políticos que gobiernan esta comunidad autónoma.
Soy andaluza de los pies a la cabeza, pero por cuestiones de supervivencia mis padres nos trajeron aquí a jartartos de comer y trabajar. Llegué aquí con dientes ya, pero me salieron aquí las muelas. Siempre me he sentido querida por la gente que me ha rodeado, y me hervía la sangre cuando alguien hablaba mal de esta tierra y su gente. Pero, de un tiempo a esta parte tengo la sensación de que los políticos me están jodiendo, me están echando de una manera tan sutil, que casi no se aprecia, pero que cada día me invita a pensar más que esta no es mi tierra ( tras veintiocho años), que no se me quiere aquí, y que soy considerada una ciudadana de segunda que no cuenta a la hora de hacer planes de futuro.
Y para más inri, lo que más me jode es que todo eso lo están haciendo señores que cobran su sueldo de mis impuestos y del de otras muchas personas que como yo, como mi familia, como tantas personas andaluzas, gallegas, extremeñas, castellanas decidimos que esta sería nuestra tierra adoptiva y como a la madre tierra llegamos a querer. Muchos hemos formado aquí nuestras familias y nuestros hijos son ahora fruto de esta tierra, pero fruto ajeno a ella.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres