Blogia
manuela

Conversaciones sobre ruedas

Conversaciones sobre ruedas En el viaje de vuelta tras llevar a la suegra de Oz a su casa (840 km de ida y otros tantos de vuelta) le digo a mi queridOz.
-Cariño, en todo el viaje de ida has estado silencioso, hoy no me has dicho que me quieres- cómo coño se le puede decir eso a un hombre que hace 1680 km en un día para darme gusto.
- Tú tampoco me lo has dicho.
-Ya, pero te hice café esta mañana.
-Y yo me lo tomé sin desconfiar.
Acto seguido el susodicho se puso a silbar aquello de:
"...Yo tuve tres maridos
y a los tres envenené
con unas cuantas gotas
de cianuro en el café ...."
¿A que es adorable?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Hermione -

Jejeje ¿Y pudo conciliar el sueño esa noche?

Gatopardo -

Para los viajes agotadores yo uso un remedio que me enseñaron los camioneros: ir dando mordiscos a un limón con cáscara y todo. (El sabor del cianuro es amargo y se nota con el limín, mientras que con el café...)
Virtualmente os quiero, Manuela y Oz

Oz equivocado -

En realidad no necesita echarme nada en el café, basta con un par de viajecitos más como ese...

lulis -

Jajajajajajjajaja. Pareja ejemplar!!

mirome -

que voy a decir, si es que es un placer leeros de tanto en tanto.
siempre despertais sonrisa

Treponema -

JAJAJAJAJAJAJAJA

Tautina -

Jeje que sentido del humor tiene tu maridísimo, y a todo esto… tiene motivos para desconfiar? XDD

Thryss -

tu no te aburriras con ese hombre ¿verdad?...tiene que ser divertidisimo, que envidia alu...hija .esto ...¿el cura te lee?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres