Blogia
manuela

Yo no soy supersticiosa

Yo no soy supersticiosa Por si acaso he andado buscando sortilegios mágicos que según cuentan dan "Buena suerte" durante el año si se realizan en la última noche del año, Noche Vieja.

Las doce uvas.
Nadie sabe a ciencia cierta cual es el origen de las doce uvas y desde cuando se decidió que atraen la buena suerte. Hay teorías que echan la culpa de esta tradición a unos viticultores alicantinos a los que allá por 1909 les sobraba la cosecha de uva con el fin de colocar un excedente de cosecha.
( Yo me las comeré, como cada año, con los ojos cerrados para que no me entre la risa)

Brindar con champaña.
Brindar con champaña da buena suerte y no es para menos si se piensa que sus orígenes está en evitar la muerte por envenenamiento. Entre las malas costumbres de los griegos estaba la de cargarse a sus invitados poniéndoles unas gotitas de veneno en el vino con el que se les obsequiaba después de una estupenda cena. La moda del envenenamiento en la copa fue copiada después por los romanos y por alguna que otra civilización. Como antídoto el más eficaz era que primero bebiese el anfitrión y, comprobado su estado de salud, bebieran los demás….de ese gesto al brindis sólo hay un paso
( Yo brindaré con Cava como cada año)

Abrir las ventanas.
En algunos países sudamericanos el año nuevo se recibe siempre con las ventanas abiertas. El objetivo no es otro que arrojar por la ventana todo lo malo del año que se va y recibir lo bueno del que viene. En España, dadas las temperaturas de la Noche Vieja esta costumbre no se ha arraigado mucho aunque hay casas en las que rizan el rizo y además de abrir las ventanas tiran por ellas un barreño de agua o al menos un vaso.
(Yo no abriré las ventanas, que hace mucho frío, eMe ¿las abrirás por nosotros?

Ropa interior roja.
El color de la ropa es algo muy importante en la noche vieja. La tradición dice que hay que recibir el Año Nuevo con una prenda interior roja, si el año que entra es bisiesto es mejor sustituir el rojo por el rosa, pero este no es el caso del 2004.
El rojo atrae la suerte y es un color imprescindible para asegurarse que todo va a ir bien en el nuevo año. Un cordón rojo en la muñeca izquierda, un envoltorio rojo o un lazo rojo para adornar las uvas.
(Adivinen de qué color será la ropa interior de los habitantes de esta casa)

Los zapatos.
También se puede averiguar como será el nuevo año tirando al alto un zapato en la mañana del día de Año Nuevo. Si cae boca arriba significa buena suerte, de costado regular y boca abajo mala suerte.
( Yo tiraré los zapatos antes de acostarme, que no me parece bien meterme en la cama con ellos puestos)
Otro ritual que se puede hacer también con un zapato es escribir tres deseos en un papel cada uno, meterlos en el zapato derecho y tenerlo bien guardado junto al pie en el cambio de año. Por lo menos uno de estos tres deseos se cumplirá.
(Un truco, escribe en los tres papelitos el mismo deseo, se te cumplirá seguro ¿no?)
Si lo que se quiere garantizar es que el año nuevo nos traerá dinero, los zapatos también son fundamentales. En ese caso hay que meter en el zapato derecho un billete y pasar con el toda la Noche Vieja. La costumbre es americana así que se suele hacer con un dólar que, por otra parte, es el símbolo del dinero.
(El Euro anda más fuerte que el dólar, ni caso, metan Euros)

Lentejas mágicas.
Las lentejas no suelen estar en los menús de los restaurantes en el Fin de Año pero en este caso está justificado llevarse una tartera de casa. Hay personas que aseguran que para que la magia de las lentejas sea efectiva hay que tomarlas inmediatamente después de brindar con champaña en el momento del cambio de año. La costumbre viene de Italia y allí muchas personas la sustituyen por las uvas.
En España hay quienes añaden una cucharadita de lentejas estofadas al menú de Fin de Año, después de las uvas y el champaña. También se pueden tomar en la mañana de Año Nuevo, inmediatamente después de levantarse -no importa la hora- Las lentejas son muy nutritivas, aportan hierro y es seguro que son buenas para la resaca pero, sobre todo tienen poderes mágicos y garantizan buena suerte para todo el año.
(Odio las lentejas)

Oro en la copa.
Una manera de asegurarse la buena suerte que proporciona el brindar con champaña en fin de año es poner algo de oro, mejor un anillo, en la copa en el momento del brindis. No hay que sacar el oro de la copa hasta después de beber y de abrazar a los presentes en el momento de celebrar la llegada del año, de lo contrario el ritual no vale.
( Ah no, yo a esa tía gorda que pincha al mesarme no la beso)
Si se coloca la alianza de boda en la copa de la pareja la duración y estabilidad del matrimonio está garantizada por un año. También sirve esta fórmula para asegurarse el amor de una persona, sólo hay que colocar un anillo en su copa en el momento del brindis y dejar que beba, ya no podrá resistirse.
( Eso lo hizo un año una prima mía en la copa de su esposo, un invitado confundió la copa y ahora hay un matrimonio roto)

Con las maletas a la calle.
Si lo que de verdad le gusta es viajar y no lo tiene fácil, la mejor manera de asegurarse que el 2004 será un año movido es buscar un momento después de las uvas y antes de que empiece la fiesta, coger maletas -no importa vacías- y dar con ellas varias vueltas a la manzana de su casa. Otra fórmula un poco más cómoda pero menos efectiva de asegurarse el placer de viajar en el año nuevo es llevar en el bolsillo un billete de avión o de tren en el momento de las doce campanadas.
( Yo espero que eMe de esas vueltas con la maleta por mi, que aquí hará frío)

NOTA:
Para mí la noche vieja ideal sería estar en la cama con mi espoOz, y no pregunten haciendo qué.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Joyareal -

En USA......la costumbre, al dar las doce de la medianoche, es simplemente besar al marido..o al amante. (pero no a la vez) :-)

eMe -

Abriré las ventanas por todos vosotros.
Aquí la tradición indica rosa. Pero me voy a poner algo rojo, siguiendo tu consejo.
Tengo un anillo muy bonito, heredado en vida de mi abuela, con un gran rubí, por lo único que lo pondría en la copa de alguien...ES PA QUE SE ATRAGANTE.
En fin, muy útil y entretenido.
Felicidadez a vos y al Gordo.

Anonimanda -

Feliz salida y entrada de año para todos, pero por favor si estais por Spain, no deis vueltitas con las maletas: llamaré a la poli,jijiiii!!
Ladrones,ladrones!

Trhyss -

Yo he pasado nocheviejas de rojo interno, de rojo riguroso, una incluso casi me trago una sortija en la copa de cava,me he atado cintas de raso hasta en el sostén,he cenado lentejas, comido uvas hasta en Budapest,( que me llevé mi latita)...,casi deshice un billete de mil en el zapato (llovió mucho), la noche vieja del año pasado hacia viento sur y cenamos con la ventana abierta,pregunta a mi madre cuantas copas le he roto despues del brindis (con lo de la tradicion de romperla después del brindis),( siempre contra el tejado de enfrente)jejjejej...otro año jorobé mi mejor vasija de vidrio de murano llenandola de miel con los deseos escritos dentro ,este año voy a probar uno nuevo que me han contado(quemar el calendario del 2003)Ah! por cierto, las lentejas se cenan como plato, nada de detrás del cava)además los Italos no tienen cava, solo una pifia de spumante....Por cierto brhuha...mis mejores deseos para el 2004 de corassón, corassón...gracias por estar ahí
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres