Blogia
manuela

De ladrones bien vestidos, sudacas currantes y policía eficiente

De ladrones bien vestidos, sudacas currantes y policía eficiente La noche del Sábado al Domingo fue, cómo les diría yo, movidita. Sí, eso es. A eso de las cuatro de la madrugada nos despertamos mi esposOz y yo con el ruido de unos tremendo golpes. Sobresaltada salé de la cama, también se oía el ruido de una moto que aceleraba y aceleraba. Me asomé a la ventana y pude ver a un muchacho que aceleraba esa moto con un ruido ensordecedor destinado a camuflar el ruido de los golpes. Estaban intentando entrar a un estudio de arquitectura y decoración que hay en el edificio y que linda directamente con nuestro dormitorio. Como es lógico, inmediatamente llamé a la policía:
-Hola, llamo apara avisar que de están intentando entrar a un estudio situado en tal calle tal número.
- ¿Qué es lo que ha oído, señora?
Tras contarle la película sonora y describirle a muchacho que veía a través de las cortinas me dicen que envían a una patrulla. Llega la patrulla uniformada y otro coche de secretas, pillan a los muchachos y por lo que deduzco hablan con ellos. Suena mi teléfono, es uno de los componentes de la secreta.
- Hola, señora ¿son esos los muchachos que usted ha visto?
- Sí, sólo he visto a uno, el que pegaba acelerones a la moto, al otro no le he podido ver por que no estaba en mi campo de visión- Describo con detalle la ropa del muchacho.
- Señora, estamos mirando y aquí todo está en orden, no se ve nada anormal-
- Imposible, ha de haber algún desperfecto, eran golpes muy fuertes.
-Nosotros no vemos anda raro, señora, les tenemos que dejar ir, no se observa ningún signo de golpes ni nada similar.
Total, que se van la patrulla uniformada, la secreta y por unos instantes cesa el ruido. Unos instantes, sí. Al poco volvemos a oír ruidos, como de papeles, abrir cajones, trastear y mover cosas. Pasa el tiempo y no cesan los ruidos. Así que decido volver a llamar.
-Hola, miren, les he llamado antes (recuento la película) Pero seguimos oyendo ruidos, no sé, no es normal. A nosotros nos ha parecido que era en el local comercial, pero igual nos hemos confundido, en el piso de arriba nuestro no hay nadie en casa, están pasando el fin de semana fuera. Por favor, vengan otra vez esto no es normal. Y si no les importa, pasen por el estudio.
-Señora ya ha sido comprobado el estudio, todo está en orden, pero iremos al bloque de pisos.
Vinieron, tomaron las escaleras, revisaron las plantas de pisos y al final, nada, me llamaron y confirmaron:
-Señora todo en el edificio está en orden, no hay nada anómalo.
Nos dimos por vencidos y volvimos a la cama, ya eran casi las seis de la mañana.
Al día siguiente salimos de casa tempranito, a las nueve. Lo primero que hice fue subir al piso de arriba y comprobar que la puerta estaba bien, lo estaba. Inmediatamente después salí a la calle con Linda giré la esquina para comprobar cómo se encontraba el estudio: estaba la persiana levantada unos palmos del suelo, la puerta interior de un cristal grueso, estaba rota y en el suelo se veían los cristales y algo parecido a una tapa metálica de una arqueta, que parecía ser con lo que rompieron el cristal.
Mi indignación era inmensa. Cogí el teléfono móvil y rellamé.
- Hola, miren esta madrugada les llamé a las cuatro avisando de un intento de robo en un local, luego de nuevo a eso de las cinco. Ahora les llamo para confirmarles que sí que han robado en dicho local, sus compañeros dejaron escapar a los cacos.
El dueño del estudio no estaba en la ciudad, estaba pasando fuera el fin de semana, le llamaron y vino con el mal rato lógico. A la noche, cuando volvimos, nos pasamos a ver cómo estaba el asunto. El dueño del local estaba recomponiendo todos los papeles tirados por el suelo. Pobre, estaba rodeado por el caos, aparte de lo que le robaron.

Veinticuatro hora más tarde, en la madrugada del lunes, dos bolivianos van corriendo a coger el bus para ir a trabaja, van tarde y corren para no perder el bus. Una patrulla de la policía les intercepta, uno de ellos es un chico que trabaja conmigo y al igual que yo lleva una navajita pequeña que usamos en muchas ocasiones para cortar flejes y otros menesteres de frutero. Les detienen por más que tratan de explicar que iban corriendo para no perder el bus que les llevaría a su puesto de trabajo. Pobres qué mal rato debieron de pasar. Al acompañante de mi compañero le conozco de vista, parece buena gente. Mi amigo es inmigrante ilegal y recién padre.
Su delito, ser sudamericanos que corren.
Por lo visto uno puede robar en un comercio siempre y cuando sea español y vaya bien vestido, pero Ojo, si es de fuera ¿dónde va corriendo a las cuatro de la mañana un Lunes vestidos con ropa de faena?.
Gracias a Dios, mi compañero llamó a su esposa que trabaja para un hombre importante, director de una emisora de radio y éste mandó a su abogado quien al fin pudo sacar del calabozo a los currantes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Chane -

Me encantan las historias policiacas...
Fallo de la policia? mmm
Esto es como delegacion de alumnos, si no te gusta lo que hacemos y como lo hacemos, unete e intenta hacer tu algo :-D
Equipo Sereno al ataque

Trhyss -

que fuerte....

Manuela -

Oz, ahora cómo le explico yo a eMe que lo de sudaca me lo dijiste tú? Yo había puesto sudamericano.
Gordo, la guerra que das. ¿pa qué te haré caso?

eMe -

penitenciaría, no?
bueh, no se.

eMe -

Una cosa es que diga "soy sudaca: y otra es que VOS me digas "sudaca".
En fin, te la dejo pasar, por el gordito. No me asustan tus parientes por más andaluces que sean y aunque hayan estado en la penitenciería.

Manuela -

No juer, es de una emisora a nivel nacional, relacionada con la santamadre iglesia.
Por cierto, eMe, no sé si conoce a la fló. Ojo con ella.

la_flo -

Una pregunta: ¿El director de la emisora de radio es tu maridOz?

Manuela -

eMe, lo de sudaca va con todo el cariño del mundo y ninguna mala intención.
Desde que Julio es padre, bromea con sus comaptriotas cuando sale con Mariana de paseo, les dice eso de: A ver, señores, que yo no trato con inmigrantes.
¡ usa el humor, eMe !

eMe -

Lo de sudaca está de más.

Oz añade -

¿Así que ustedes tienen la habitación al otro lado de esta oficina, eh... vaya vaya, pues es que se oye todo, sí, pero todo todo...
(glups)

Bambolia -

Pues habrá que dar gracias a que ese hombre importante tiene dos dedos de frente y un poco de sentido común y se implicó en el problema del marido de su trabajadora... porque hasta eso, hoy por hoy, resulta algo sorprendente, :-(
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres