Blogia
manuela

El corazón, mi dedo

El corazón, mi dedo Hay que ver lo que duele cuando una astilla de madera se te clava en un dedo, eh? Pues más duele cuando es una viruta de hierro.
El caso es que el otro día andaba yo en mi salsa metiendo cajas de fresas en el camión cuando una de las grapas que llevan se me clavó en el dedito y no contenta con eso, se partió. Allí solté un taco tan grosero y en un tono de voz tan alto que no me atrevo a reproducirlo aquí, más que anda por el volumen que no se apreciaría. Se quedó un trozo de grapa, como si fuese una viruta dentro de la yema del dedo. Dolía como aquella vez que me pillé el dedo con la puerta del camión pero a lo bestia. La mano derecha, MI mano derecha, el dedo parecía que iba a estallar, sentía cómo la sangre llegaba a él y salía de él una y otra vez una y otra vez..
Había que poner fin a ese dolor así que saqué la navajita y me dispuse a operar. La navajita en cuestión, siempre llevo un par de ellas, era una que me regaló mi padre cuando empecé en este negocio de la fruta y claro, el paso de los años digamos que la ha deteriorado notablemente. A lo que iba, saqué la navajita y al ver como estaba no se me ocurrió otra idea mejor que quemarla un poco con el mechero a fin de matar algo que pudiese tener vida en ella. Una vez quemada, con la mano tonta, la izquierda en mi caso, me dispuse a sacar el alambre de la yema.
Sacado. Si es que soy la leche, pa cirujana tenía que haber estudiado yo. Se me ocurrió que quizás un poco de alcohol no le iría mal y me acerqué al coche de Oz, que siempre lleva perfume en la guantera y me puse un poco ¡leches cómo escocía aquello!
Se ve que no fue suficiente así que con el paso de las horas mi dedo se iba hinchando y calentando a la vez que dolía más y al rozar... uuuuuffff. Como la cosa iba a más decidí que habría que ir a que alguien me viese el dedo, aparte de Oz que lo miraba tierno. Ná, que no era ná. Me mandaron meter el dedo en agua hirviendo con unos polvitos y ya está.
Hoy ya está casi como nuevo.
¿Alguien creía que iban a amputar?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

22 comentarios

Cenizal de la Ribera -

Pregunta ¿te sacaste el trozo de grapa que se te encajó en el dedo con la Navaja Busa Común de Pallarès cuya foto pusiste arriba? ¿Ese fue tu herramienta para llevar a cabo la operación?

eMe -

"Que si tuvieras en cuenta que Dios no coge, nos habrías ahorrado algunos renglones de esta bochornosa lectura."
Esto, querida Manuela, iba en el blog de tu marido, en su desastroso post sobre la decencia.... Pero no sé que mierda ha hecho que no se pueden dejar comentarios.
Tenkiu.

El hermano Calavera -

eMe, harás que me sonroje.

Treponema -

No, si no pensaba regalarte una "chaja" (como se dice en mi pueblo), estaba pensando en un botiquín para la frute, antes de que empieces a cauterizar heridas con el zippo. Muaks

Manuela -

A el mister: Todo buen frutero prueba la fruta antes de comprarla para no dejarse engañar por las pariencias, por eso usamos navaja, para probar la fruta y saber lo que vamos a vender. Bienvenido a mi blog.
A eMe: No te leo, pero ese hermano es el cura, asíq ue ya me estás rezando tres ave marias y saludando como te enseñaron en tu casa, con buenos modales a la santa madre iglesa.
A Treponema: No se te ocurra regalarme una navajita,q ue tengo tres, pero esa es la que más me gusta.
A Tau: Quedas invitada avenirte una semana a currar conmigo, rubia, te gustará.
A todos: ¿Os he dicho que os quiero?

eMe -

Este es el que saca fotos?
Bah, prefiero al cura.

Treponema -

La próxima vez que hagas eso con una navaja no te olvides de ponerte un palito entre los dientes para morder.
Y ya se qué regalarte en tu próximo cumpleaños...

el-mister -

Tu blog mola. Lo de regalar una navaja a los fruteros es una especie de tradicion milenaria ?.

El hermano Calavera -

¿Jondo como Felipe, a manera de hoyo?

eMe -

Me gustaba más esto cuando iba de cante jondo...

Manuela -

Cuñao, a qué artículo le quieres poner ese comentario?
Enga, déjate, que tú me lo dices y yo se lo pongo.

El hermano Calavera -

Intentaba poner un comentario en la página de Oz, pero no me deja, así que te lo pongo a ti en calidad de gananciales:
Antorcha enhiesta y sin par
que con tu verbo arrogante
iluminas este hogar
por detrás y por delante.
Estrella que nos deslumbra
y deja ciega la mente,
y el ojo no se acostumbra
a luz de 220.
Sol de palabra esplendente,
consuelo que das auxilio,
sintaxis clarividente
tras ortográfico idilio;
prosopopeya evidente,
de hipérbatos, fierabrás.
Palimpsesto irreverente...
¡qué bien escribes, Tomás!

(¯`¤GRECIA¤´¯) -

Ayyyy que dolorrrrrrrrr!!!
Lo bueno que sigues enterita!
mua! besitos en el dedito! =)

Tautina -

Nada, muñequita, que entré a pillar tu dirección que no la tengo guardada, pero que te dejo un beso bien fuerte aquí puesto, que eres grande. Y quien piense otra cosa, por mí que se toque la flor a dos manos. XD

woodysobird -

luego somos brutitos los extremeños.....
rambo se cauterizó la herida con la polvora de una bala.

Gatopardo -

Yo creo que los polvicos hicieron efecto porque ya habías intervenido con la navajica y le habías puesto perfume: sólo con lo de la farmacia hay quien se ha quedado manco, como Cervantes.
¿Verdad que Oz ha sido fotografo corresponsal de guerra? ¡Es que me ha sacao una cara de criminal!

Trhyss -

ostibiribipampam si hasta me ha dolido!por cierto pásate: http://bibliotecairc.blogia.com/ canal biblioteca ataca de nuevo, como no te veo pues asi de paso me ahorro el mail, un besazo hada mala, te echo de menos

desiree -

Hija que me has puesto mala, que mareo me ha entrao¡¡¡ay
un beso

Tautina -

Yo contigo me lo creo todo ya, que si me quemo la herida con el mechero y me saco el alambre... y luego perfume ahí a lo bestia, pa’ desinfectar... por Dios Manuela, si lo que no sé es como no se te cayó el dedo a trozos... ufff
Besos preciosa, y ten más cuidao!

Manuela -

Tengo puesta la antitetánica, sí. No es la primera vez que me pasan cosas de esas.
Eso de ir a cortar el verde de los puerros o las cebolletas y cortar además el dedo... Entoces te lías el dedo en el delantal y sales corriendo al puesto de la cruz roja más cercano, allí ya me conocen.

Hermione -

¡Vaya! Me has recordado a Clint Eastwood cauterizándose una herida de bala con un cuchillo candente, creo recordar.
¿Te has puesto la antitetánica?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres